La salud del gendarme Baleado en José C. Paz y las sospechas sobre una banda dedicada al robo automotor

Los familiares de Cristian Ariel López, el gendarme misionero baleado el viernes a pocos metros del cuartel de Gendarmería Nacional Argentina de José C. Paz, viajaron el fin de semana a Buenos Aires para acompañar el duro momento que atraviesa su familiar tras ser baleado en la cabeza. Gerónimo López, tío de Cristian, dialogó con el portal periodístico de Misiones El Territorio y se mostró preocupado por el estado de salud de su sobrino. 

El hecho ocurrió el último viernes a metros del ingreso de la base operativa paceña del Escuadrón N° 1 de Gendarmería de José C. Paz, ubicada en Arturo Capdevila 100, cuando un grupo de delincuentes en situación de fuga se toparon con López, quien se dirigía a prestar servicio, y le dispararon a quemarropa con una escopeta.

La madre y la hermana de la víctima se encuentran en Buenos Aires para acompañar la evolución del gendarme de 34 años que tenía perdigones alojados en el cerebro y que fue intervenido qirurgicamente el mismo viernes por la noche. 

“El viernes viajó la mamá y una hermana que es enfermera y tuvimos el dato un poco triste de que iba a ser operarse y aparentemente le iban a extirpar un ojo para extraerle los perdigones. Ya fue operado pero hasta ahora no tuvimos más noticias porque no hubo parte médico”, contó su tío y agregó: “Nos enteramos del hecho por las noticias en la televisión y la mamá vino a mi casa y dijo que su hijo había recibido un balazo cuando iba a trabajar, que la ligó de arriba, que le dispararon de atrás”.

Además, Gerónimo López expresó: “La familia está mal. Sabemos que en Buenos Aires salís y no sabes si vas a volver. Está muy jodido, no podes salir a la calle. Pero bueno, ahora nos queda esperar. Ojalá se recupere y pueda vivir, porque al saber que ya perdió un lado de la vista nos quedamos un poco tristes”.

Cristian López cumplió servicios en Córdoba y hace aproximadamente dos meses fue trasladado a Buenos Aires,, donde vive junto a su familia. Permanece internado en el Hospital Churruca y en el último parte médico se detalló que su estado era reservado con catéter intracraneano.

 

 

El robo de autos

Los delincuentes que balearon a López circulaban en un Ford Focus con un rehén en el baúl. El raid delictivo había comenzado horas antes en Bella Vista, San Miguel, donde secuestraron a un hombre y en la huida, ya en José C. Paz, rompieron parte del auto al impactar contra una farmacia y continuaron la escapada a pie. En ese tramo, los delincuentes encontraron a López, quien se dirigía a prestar servicio uniformado, y abrieron fuego por la espalda con una escopeta tumbera.

Los investigadores lograron identificaron a los posibles sospechosos que aún permanecen prófugos. Un mecánico de la zona que posee vínculos con una banda dedicada al robo y desguace de autos admitió que ese mismo día esperaba que una persona le llevara un auto para desarmar. De esta forma, los efectivos detuvieron a dos personas sospechadas de integrar la “Banda del Chino” que opera en el distrito de Moreno.

Otra fuente importante para esclarecer el hecho será la declaración de Daniel, el rehén secuestrado por los delincuentes horas antes de disparar por la espalda a López. El caso, a cargo del Dr. Daniel Maccio, está en manos de la UFI N° 23 de Malvinas Argentinas. 

José C. Paz

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.